‘King James’ sentencia a los ‘esplendoros Knicks’

Miami Heat (4) 106- NY Knicks (1) 94: El alero decidió el último partido de las series para lograr el 4-1 definitivo. El ‘Big Three’ fue demasiado para Anthony que firmó números estratosféricos.

Algún mal intencionado pensó que sería  mejor especular y dejarse ganar en los últimos partidos para lograr enfrentarse a Miami. Hoy observarán con sufrimiento como sus Knicks han sido vapuleados y cómo los Sixers avanzan impasibles a segunda ronda.

Pero debemos dar crédito a estos Knicks, que si algo han tenido, ha sido fe. Una temporada complicada, con miles de altibajos y con cambio de entrenador incluído. Woodson ha dado sus nuevos discípulos algo que supera, en ocasiones, a los resultados, una identidad. Fin a una temporada que ha supuesto el establecimiento de Melo como estrella y que ha tenido episodios de todo tipo, desde el fenómeno Lin al extinto de Amare. No hubo final feliz para este cuento de hadas.

Y de ello se encargo la bestia de esta historia, LeBron James: 29 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias. La estrella de Miami no es sólo la bestia anotadora, sino que se ha convertido en un jugador muy completo que defiende y asiste como el que más. Si además de tener al mejor jugador de la competición, tienes a otras dos estrellas a su servicio, la historia  se vuelve muy sencilla. Chris Bosh y Wade compartieron anotación, con 19 puntos cada uno. Buen trabajo también de Battier y Miller desde el banquillo (9 puntos) y de Mario Chalmers (10 puntos)

Los 35 puntos y 8 rebotes de Carmelo Anthony no fueron suficientes para poner en aprietos al tridente de Florida. ‘Mano cortada’ Stoudamire llegó a los 14 puntos mezclando genialidades con jugadas demenciales habituales en él. Así sucedió en una falta en ataque cometida sobre Battier, Stoudamire le ofrece la mano al ex Duke y cuando éste se la va a agarrar se da la vuelta. JR Smith y Fields llegaron a los 12 puntos y Tyson Chandler rozó el doble-doble con 7 puntos y 11 rebotes. Meritorio partido del veterano Mike Bibby, última opción en la posición de base, que contribuyó con 10 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias.

El partido nunca tuvo historia, Heat logró la victoria sin exprimir a fondo el motor. La primera parte  fue competida, un continuo intercambio de golpes pero un poco falto de intensidad por parte de Nueva York, que nunca llegó a creer en la victoria. Nos fuimos al descanso con 44-40 para los locales.

Sin embargo, el inicio del tercer cuarto cambió las cosas. Heat logró un parcial de 11-4 que fue el inicio del fin neoyorquino. Con ventajas de hasta quince puntos, James estaba en su salsa, Bosh ganaba el duelo particular a Stoudamire, Chandler no defendía como acostumbra, y los suplentes de Miami tenían ganas de sorprender. La eliminación era inevitable.

Mala disposición

Sólo la gran noche de Carmelo y la profesionalidad incuestionable de jugadores como Fields y Bibby salvó a los Knicks de un varapalo similar al del primer choque (100-67).

Stoudamire y JR Smith representaron lo peor de los suyos. Amare nunca estuvo en el partido y forzó su quinta falta personal a falta de 6 minutos del tercer cuarto. Las esperanzas neoyorquinas acabaron ahí.

Smith se mostró muy decepcionante en su selección de tiro. El escolta acabó con un lamentable 3 de 15 en tiros de campo.

Enfrentamiento espectacular

El pase de Heat nos va a brindar uno de los duelos más atractivos que veremos esta temporada. Se enfrentarán a unos jóvenes Pacers con ganas de hacer ruido.

El juego de Indiana se parece mucho al de Miami. Transiciones rápidas y vistosas, buen juego exterior y hombres dominantes en la pintura. Si los de Indiana no renuncian a su estilo veremos un gran duelo. ¿Vencerá el trabajo en equipo a las figuras individuales?

Anuncios

One Response to ‘King James’ sentencia a los ‘esplendoros Knicks’

  1. Muy por debajo de lo esperado Stoudamire. O se centra no sé… Sigo pensando que los Knicks lo que necesitan en realidad es consolidarse como equipo y dejarse de la moda de acumular estrellas -si con dos como Carmelo y Amaré hay problemas imagináos una más en el vestuario-, así que ya para la temporada que viene ventilarse a Stat y quizá un par o tres de jugadores más solventes sobre todo de interior sería la solución, porque sobrarán Baron -lesionado de nuevo el pobre-, Jerome Jordan, Jared Jeffries, Gadzuric,… Y esperar a que Schumpert se recupere bien y Harrellson vuelva a hacer partidos como los del inicio de temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: