España se deja el partido olvidado tras el descanso ante Francia (1-1)

Los países vecinos saltaban al campo con un ambiente inmerecido ante la injusta actitud del directivo español de exprimir a los amantes del deporte. Mientras un alemán pudo asistir al espectacular 4-4 ante Suecia por 12 Euros, el español tuvo que pagar al menos 30 Euros para ver a su selección empatar ante los galos. Inmerecido castigo al aficionado que de ninguna forma justifica el bochorno de silbar el himno a la nación rival, que se empieza a ver como algo normal en nuestro país. No deberíamos hacer aquello que tanto nos indigna, y menos por razones que rallan lo esperpéntico porque ¿qué culpa tendrá un doctor francés o una panadera o actriz de que los guiñoles la tomaran con Nadal? A veces deberíamos tener algo más que un diario deportivo en una mano, y transmitir mejores valores al niño al que agarramos con la otra.

Temas extradeportivos aparte, la realidad es que hubo un equipo nacional absolutamente en la primera parte y la segunda. Al comienzo del encuentro, España a lo suyo. Circulación rápida del cuerpo de un lado a otro del campo, presionando sin balón. Los bajitos haciendo lo que saben, lo peor la lesión de Silva. Ramos se aprovecha de la empanada francesa en defensa protagonizada por Koscielny, y España se ver por delante. A Francia le quitan un gol claro aún no se sabe por qué. Magistral Pedro, como ante Bielorrusia y Xavi deja el detalle del partido con una asistencia al hueco elevada que no puede aprovechar el canario ni Cesc al rechace. El catalán había errado un penalti, con Xabi Alonso en el campo.

No vale ser oportunistas. Un penalti lo tira el valiente, y sí lo tira mal. Pero también le metió un penalti a Italia y acabó con la maldición eterna de los cuartos, que no se olvide. Ahora bien, cartas a la mesa. Fábregas no está a agusto, tiene mucha ansiedad. Quiere convencernos de que lo que estamos seguros, que es un enorme jugador. Jugó con nervios y no disfrutó. Debe relajarse más. Pero una cosa es relajarse, y otra esperar a que de algún modo todo funcione. Horrible segundo tiempo.

Posesión inerte del balón. Desentonados todos, incluso Xavi. Para más inri, Busquets que cuajó una buena primera parte, abslutamente descolodado. La línea de cuatro, un colador. No salió bien el experimento. Giroud, que está teniendo problemas terribles para marcar empata en el 93. Empate justo. España pudo hacer mucho más. Mal partido, pero no se acaba el mundo. A reflexionar y sobretodo, a no olvidar lo que estos muchachos llevan ya en las piernas.

Anuncios

Acerca de jmarmisa
Futuro gurú NCAA y NBA, me gusta todo el deporte que eches pero lo que más me gusta en este mundo es Sweet Hoops

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: